El silenciador de un vehículo

El silenciador de un vehículo se encuentra ubicado dentro del sistema de escape del motor de un auto. Este tipo de sistema ayuda a que se puedan reducir el ruido del motor y sus emisiones de gases contaminantes.

Un silenciador de un vehículo es el sistema de escape de un motor, diseñado para reducir las emisiones y el ruido. En el caso de un vehículo, normalmente se encuentra por debajo del auto en la parte trasera, aunque los camiones cargueros a menudo utilizan un sistema montado verticalmente detrás de la cabina. Un silenciador se compone de una caja de montaje y uno o más tubos de escape. Cuando un vehículo es evaluado por emisión de gases, el inspector le insertará una sonda en el interior del tubo de escape para leer las emisiones de smog que emanan del motor. (Aprenda más sobre las emisiones de los vehículos ingresando en este link)

Funciones del silenciador de un vehículo

Un silenciador de un vehículo ayuda a reducir la enorme cantidad de ruido que produce un motor. En los motores de de combustión interna, la mayor parte de ese ruido proviene de las ondas de presión generadas por la rápida apertura y cierre de las válvulas del motor. La caja de montaje del silenciador está diseñada para recibir internamente las ondas de presión y hacerlas rebotar en torno a las cámaras y cilindros en el interior. La forma y la longitud de estos deflectores crea ondas de presión de una naturaleza más o menos igual y que se mueven en direcciones opuestas. Cuando chocan entre sí, las ondas de amplitud iguales pero opuestas se anulan entre sí. Una desventaja de este diseño es que causa una contrapresión, que afecta al rendimiento.

Un segundo tipo de silenciador de un vehículo, conocido como un silenciador de alto rendimiento, se compone de un tubo de acero recto con perforaciones, el cual permite una cierta cancelación de sonido mientras se crea muy poca contrapresión. El tubo está envuelto en un aislamiento de vidrio y esta protegido por una cubierta de acero. Este silenciador era muy popular en los años 1960 y 1970 para usarlos en los muscle cars, como el GTO o el clásico Chevy. En la actualidad, este tipo de silenciadores son muy populares en los hot rods y en los autos clásicos.

Debido a que el silenciador de un vehículo está situado en el tren de aterrizaje, es una pieza que a menudo se descuida. Un silenciador puede oxidarse con el tiempo, pudrirse y hasta caerse del auto. Es una buena idea echar un vistazo al estado de esta pieza para asegurarse de que pueda estar en buenas condiciones y además, ver que el silenciador de mantenga sujeto de forma segura. Si un silenciador se encuentra podrido, es hora de reemplazarlo. Un silenciador en mal estado puede hacer que el auto no pase los exámenes regulares de pruebas de smog.

Compartir

Artículos Relacionados