La suspensión activa

a suspensión activa sirve para que por medio de los sensores que se instalan en este sistema envíen la información necesaria a una computadora, la cual a su vez ajusta de manera automática el funcionamiento de los amortiguadores. Esto sirve para mejorar las condiciones de conducción del vehículo.

En los automóviles, una suspensión activa es un sistema de suspensión controlado por una computador a que gestiona la firmeza de la carrera para el vehículo. Esto se logra a través de los sensores con los que cuenta dicha computadora que analiza los cambios que tienen los amortiguadores al avanzar por la carretera y que cambian las características de conducción del automóvil.

Un sistema de suspensión activa utiliza un material especial de fluido magnético en el interior de los amortiguadores y puntales del vehículo. Cuando la computadora detecta un cambio en las condiciones del camino, una carga electrónica es enviada a los shocks. Esto hace que la suspensión pueda ser más corta ya que líquido se vuelve más denso.

Historia de la suspensión activa

El primer sistema de suspensión activa se creó a finales de 1980. Este sistema se baso en una suspensión semi-activa, la cual sólo afectaba a la rigidez de los amortiguadores en el automóvil. No fue sino hasta la década de 1990 cuando el primer sistema de suspensión totalmente activa se introdujo en los autos. Esto permitió el pleno control automatizado sobre varios elementos de la suspensión en el automóvil. (Ingrese en este link para conocer qué hace un sistema de suspensión en un auto)

Compartir

Artículos Relacionados